21.12.12

En-tren.

Me parece que cada que me manda al diablo me dice que me quiere, pero en su idioma.
Y luego piensa: ¿Este pendejo qué se cree? -Qué-, porque somos cosas, ¿verdad cariño?
Y tienes patas y garras que me entierras en el lomo y en el puto cerebro. Y tienes un jodido hocico que no se deja y muerde, duele, y a veces llora...

Imagina el montón de cosas que hago cuando me muero.
Y por andar imaginando, ayer te dediqué 4 pajas después de romperme a golpes con la pared.
¿Como no te mueres conmigo y después te fumas un cigarro y me lo apagas en la punta de la polla?

Confesión: Traes un puño de tierra en la mano izquierda, ¿ya sabes en qué tumba va?