13.8.13

Shhhh Parte I.

Si cierro los ojos huele a vainilla.

(Cuando ella me besa, un bosque se prende en llamas. Los ojos se salen de las cuencas cuando avienta los "te extraño" por debajo de la puerta. Me ha enseñado como transformar esta bola de mierda en oro. A veces tengo miedo y cierro los puños. Luego grita desde el otro lado del mundo. Una noche estábamos en París,- lugar que odia. Piaf cantó toda la noche por 40 euros. Eluard habló del amor y ella me llamó Perro cursi. Cuando ella cierra los ojos, huele a naranja. Esperar se vuelve un mar de raíces con complejo de hidra. Si escucho "ven", la tierra gira en dirección contraria. Si calla, se escucha el volcán. El otro día me ordenó "vuela", ¡que alas más pesadas! Que cosa más terrible, verla desde esta altura. Me convertí en cenizas. Y ella sopló renegando que un phenix es una condena. Anoche se burló de que la amo. Anoche el mundo entero se burlo de ello. Anoche yo era suyo -y me sorprende susurrando: "siempre lo fuiste". Sus manos son una conexión a mundos absurdos, surrealistas; a pistas, a hogares, a vidas. Sus manos, son un nudo con las mías. Cuando ella llora sus pecas se ven hermosas. Cuando me da la espalda yo descubro un universo en su columna. Cuando pienso en octubre pienso en noviembre, cuando pienso en martes pienso en jueves. Cuando pienso en la muerte pienso en que tiene bigotes. Cuando le hago el amor se me salen las guerras, cuando follo con ella somos un Dios. Cuando vuelve la cara maldices cada pequeño error. Ella puede gritar 45 minutos seguidos y luego suspirar. Ella puede jugar a los encantados contigo y dejarte toda la vida en la misma posición. Ella entiende palabras que no sabías que existían. Ella sabe matar dragones, convertirse en lobo y deletrear s-a-b-o-t-a-j-e ebria y en ropa interior. Ella se come las estrellas fugaces y anda montada en tortugas gigantes. Cuando ella duerme, brilla y algo explota. Con ella siempre, algo explota...)