25.9.13

13 minutos

Me besò, me besò después de casi un año. Me ha salido una ramita del labio inferior. Me ha besado al día siguiente. Siete ramitas. Me ha besado toda la semana. Siento raìces por toda la traquea. Me sigue besando. Un pajarillo sin chiste ha empezado a poner un nido en mi labio superior. Anoche me besò en francés y amanecí como roble. Esa mujer me ha convertido en un árbol. Esa mujer que a diario me repetía "Sebastiàn: no va a pasar"...