10.6.14

Devorando Parte I.

(Quiero escribirte algo bonito...
Como que todas las nubes no se comparan a tus ojos.
Pero me sale algo triste: Todas las nubes no se comparan a mi cansancio.)

Que tus manos, manitas, mantitas, me dan calor y sueños y cobijan mi alma como una cucharita.
Que tengo nudos de garganta por que mi padre tiene arrugas y mi madre tiene arrugas.
Que mis perros no saben que soy feo y malo y con mala suerte.
Que tu ombligo, mi charquito favorito cuando hacemos el amor.
Que tu contorno, retorno y a veces dolor.
Que si me cantas me arreglas las noches, el pecho, el calor.

Pero me sale algo triste: Que tus manos se convierten en garras que cortan y asfixian
Que mi padre es un dictador, que mi madre no debió, no debió...
Que mis perros, que soy un perro.
Que tu ombligo y me hundo y me atraganto.
Que tu contorno horizonte, tangente.
Que tu voz y el eco y lamento lamento lamento.

No me hagas mucho caso y perdona que te abandone y tenga a tus ojos esperando, a tu cuerpo esperando, a tu futuro esperando y a la esperanza: muriendo.