23.9.14

Lo mismo pero más barato.


(¿Tienes miedo?)

¿Miedo como graaaawwwwr?


Tengo miedo de tus garritas que guardas por debajo, muy debajo. Y de tus dientes que se ensañan con mi cuello. Miedo de tus ojos como diablo fraudulento...


(Te enamoro sin prisas ni dolores a cambio de tu alma.)


Y entonces ahì va mi alma, y aquì nace mi dolor, pero bien enamorada, señor de rojo. Señor del fuego, niño mìo nunca mìo. Pero bien jodida, mira. Pero bien cogida, mira.


¿Cuàndo dejaràs de dolerme, Sebastiàn? De dolerte a ti mismo, a tus grietas, a tus nudos de garganta, a tu hielo, a tu asfixia y a la naderìa que haces entre horas. ¿Cuàndo? De empolvarte las narices, de tejerme la trampa màgica, de entregarte por que sì, por que no. Por que no hay màs, porque no hay modos, de entregarte y nunca hacerlo.


(Cuando el coño sepa a coño y no a lamento, a herida fresca. Cuando el siempre sea eterno y no tu risa de 2 minutos. Cuando el cielo grite gloria entre tus nubes. Cuando mi polla sea tu eje. Cuando el canto sean tus pasos de regreso, nunca huìda. Cuando la sangre te hierva y me la escupas entre besos. Cuando te encuentre en el mismo momento que me buscas. Cuando tu sonrisa sea màs grande que mi ceño fruncido. Cuando mi sangre vaya en otras venas, con tus ojos. Cuando todo acabe, cuando todo empiece...)


Miedo como GRAAAAWWWWWR.