21.12.14

3 de 3

No es que te quiera por que llueven estrellas que gritan tu nombre cada vez que te veo. 
No son las serpientes que llevas en la cabeza. 
Los ojos de infierno, las islas, -mis islas- entre tus piernas. 

 El imán que tengo ante lo absurdo. Tu coño que lleva mi bandera. Tus gritos y golpes, cuchillos.
 Los huecos que dejas al irte, la forma en que los llenas cuando vuelves.
 Las ganas de que no me dolieras, que no te perteneciera cada cm de mi hombría.

 Que mis ojos encuentren tu caos hermoso. 

No es la cama, ni el hambre, ni la cadena. 
Es el nombre, el peso, el kilo de arándanos, los años de diablo y Violetta. 
Las cosas que siembras y a mares cosechas.

 Tus años, tus hermosos años. 
Y tus manos, y tu risa y las canicas brillosas con las que me miras. 
Y la vida, es la simple vida,mi vida.