30.10.15

Joder.

Existe un mundo paralelo en el que no salgo corriendo, en el que no me paralizo, en el que no te tengo miedo a ti y a tu mundo desastroso y tus dimensiones todas desconocidas. Existe un mundo en el que besarte sí logra disociarme de lo mundano. De mí mismo. De todo lo que creo que eres y de todo lo que nunca serás. Un mundo en el que abrirte de piernas no significa abrir las puertas del infierno sino las de un prometedor reino de orgasmos y carcajadas. El mundito cagado ese yo sé que existe porque lo he diseñado. Te digo, cariño, un mundo dónde éste que ves no es un temeroso animal, ni un débil ser humano. Donde tú finalmente entiendes que la eternidad sólo existe cuando estoy contigo. Ese mundo retorcido en el que dejas de llamar "raro" a cada intento que hago por conservarte. Ese en el que dejas de llamar a las cosas por sus nombres y todo se vuelve "Sebastián". El mundo en el que yo comprendo que tus inseguridades son un pozo en el que me encuentro atrapado. Y que sólo se destruyen si yo logro ser más fuerte que tú y tus absurdos. Existe, vida, un cojonudo mundo del cual yo soy rey y no bufón. Es ahí dónde quiero que llegues. Que no, no iré por ti. Bastante hice al mencionarlo.