18.11.15

Ojeras Parte I

¿No es acaso difícil porque ambos estamos aprendiendo a amar? O porque yo no sé encaminar las palabras cuando me miras y siento en cada poro que me quieres. O porque no encuentro la forma más extraordinaria de decirte que debemos estar juntos porque estando a tu lado encuentro la mejor versión de mí. O porque me quedo inmerso en tus ojos cuando debo explicarte que aquélla semilla hizo simbiosis con mi cuerpo y ahora todo yo soy un mar de raíces. O porque no entro en mí mismo de todo lo que siento dentro. Por ti. Como la euforia de conocerte,el pánico de perderte, las ansias locas de apretarte y hacerte añicos y llevarte en mi bolsillo como algo mío. Como la irrelevancia del mundo cuando estoy dentro de ti. Como nunca saciarme de tu existencia y no encontrarle sentido a la mía si no es juntos. Como decirte burlonamente que eres la primera cuando en realidad quiero decir que quiero que seas la última. Como todo lo que no me permite alejarme y por el contrario me une a ti con una fuerza desmesurada. Algo así.