11.1.16

Insomnios

Olivia me ha mandado a dormir al sillón porque tuvo un mal sueño.
-Que en mi sueño eras un chulo de poca madre, cagado en dinero, cuerpo perfecto, el escritor galardonado. Me follabas sin amarme. No me atabas. No me pedías explicaciones y comías empanadas de frutilla. Que en mis sueños no eras un costal de amor castrante a sobremanera. Eras más inteligente y no te quedabas conmigo. Eras tan hombre que yo era la que te rogaba que no te fueras. Eras más tosco. Joder, Sebastián. ¿Cómo coños quieres que vuelva a dormir? Sabiendo que tengo éste cojonudo marica haciéndome el amor todas las noches a media luz,en vez de la bestia de mis sueños. Al sillón he dicho.