15.4.16

No.1

Por dejarme caliente, por dejarme despierta, por meterte en mis sueños, por no ser de mi propiedad, por tener otras viejas, por no tener huevos, por ser endemoniadamente feo, por ser asquerosamente arrogante, por ser brutalmente honesto, por no tener tiempo, por tenerlo y que no lo pases conmigo, por los desayunos en los que no estás, por las carnes asadas que no preparas, por las corbatas que no te acomodo, las camisas que no te plancho, por los hijos que no me haces, por los hijos que no reconoces, por tus dedos flacos que no me tocan, por tu semblante de imbécil, por tu corazón de puta, por que no me tocas, porque no me pegas, porque no me nada, porque no, por, por que tengo cólicos y hambre y me duele la cabeza y me duele el alma porque no eres mío, porque no te casas conmigo, porque no te casas con nadie, porque no sabes andar en bicicleta, porque eres viejo, porque tendré que cuidarte cuando nadie te quiera, porque todas te quieren, porque entonces no tendré que cuidarte, porque vas a morir lejos de mí, porque eres problema de alguien más, carga, sentencia y a veces remedio de alguien más, porque siempre alguien más, porque nunca alguien menos, porque eres un cabrón muy listo y bien hecho, porque eres un desastre, porque eres una mierda, porque eres un pendejo, eres un hijo de la chingada y de puta, porque eres un mal parido, por gustarme, por no largarte y si te largas, por hacerlo, por miedoso, por joto, por pocos huevos, por apretado, por atascado, por aburrido y necio, por machito, por inconsciente, por, por, porque se me da la gana. Por esto y por aquello: no, no te odio.