4.5.16

II

¿No fuiste tú la que dijo que las relaciones son una mierda? Joder, mujer, lo único que tengo para ofrecerte es una relación. Una de esas en la que todo son besos y cursilerías, hasta que todo se vuelven gritos, deudas, golpes, reclamos, rencores. Una de esas por la que el mundo entero muere, o pretende vivir. Tengo para ofrecerte: Ser un celoso, abusador, posesivo. Prohibirte, limitarte, manejarte e incluirte en el inventario de las cosas que más me gusta usar. Tengo para darte: Un sin fin de reproches a destiempo por vestirte así, por hablar así, por follar así, por amarme así. Por que tú ,que vienes a aparentar que todo es una  mierda, sólo puedes decir una cosa con esos ojos: Basta.