1.10.16

Índigo parte I

(Te quiero poner un nombre: Mía)
Pequeño Sebastián, antes que comiences la danza eterna conmigo debes saber que soy la mujer más dimensionada en la que vas a poner tus ojos, quizás tus manos, tal vez tu alma. ¿Quieres que sea tu chica cosmos? Tú: el cabrón más caótico y cínico. A veces te veo en la distancia flotando en un mundo de amatistas y topacios y no te ves tan peligroso. ¿Si me acerco vas a acabar follando con mi resiliencia? Me das miedo y de todas formas llevo un costalito lleno de cosas que quiero compartir contigo.
Me llamo: Libre.
Como tus pensamientos y los míos.
S.T/B.C