7.12.16

Cocaína Pura

Es sólo que a veces la miro mientras habla y dibuja el futuro con sus labios y me pregunta "¿te quieres casar conmigo?" y yo sólo pienso que si fuera un robot mis circuitos harían pow pum kabum, o como ella dice "piug piug"-pero no lo soy. Y lo sé porque el corazón se me salió del pecho y yo lo veía latir,justo ahí, en mis manos, frente a ella, en una habitación más roja que el infierno. Mientras mis labios formaban un lento "sí m e  q u i e r o  c a s a r  c o n t i g o" y el mundo empezaba a girar absurdamente rápido y podías ver fuegos artificiales salirme por los ojos y un ejercito de sangre corriendo del pecho a los brazos al cerebro. Y todos los semáforos del universo en intermitencia. Y sus ojos, ahí puestos sobre los míos y el mundo importando un carajo fuera de ese reino. Y por segundos podías sentir como toda la infancia se recuperaba, y eramos unos tontos niños jugando a la casita. Hablando del amor. Sin saber que hacerlo era la magia máxima.