1.11.18

Ofrendas.

Extrañarte no es otra cosa màs que aprender a querer estar conmigo. 
Aprender a conocerme, preguntarme una y otra vez "¿Qué es lo que viste en mì?"
Yo tan gris, yo tan niño, yo tan monstruo, yo tanto. 
Yo con un ego del tamaño de tus miedos. 
Yo,yo con ésta cara y este cansancio. Yo azul, yo rojo. 
Aprender mis gestos, 
escuchar mi voz, 
detectar mis arrugas. Algo asì como lo que tù haces desde que estás conmigo. 
Extrañarte no es otra cosa màs que entender que del otro lado de mis miedos, estás tù.
Que del otro lado de todos mis vacíos, mis dudas y mis ansias, estás tù. 
Que al final del dìa, siempre que voy a la cama, 
el ùltimo suspiro siempre es de alivio, porque estàs tù. 
Porque no importa cuánto logre extrañarte, siempre vas conmigo. 
Entonces, de alguna forma u otra, èste hueco pequeño que siento en el corazòn, 
en realidad es un cúmulo de todo el amor que tendré para ti cuando vuelva a verte, 
cuando vuelva a besarte. 
Entonces, extrañarte no es otra cosa que amarte. 
Que aprender a esperarte,
que contar los días, que cerrar los ojos y saber que siempre seràs la mejor recompensa.
S.T.