11.9.13

Por convertirme en gárgola  en souvenir, en vidrio, en esfera. Por romperme, por aventarme, por desperdiciarme. Por amarme a destiempo, por amarme en silencio, por amarme. Por gritarme, morderme, llorarme. Por las nunca-promesas, por asociar al mundo, anclar al mundo, por ser el mundo. Por reventarme, por cambiarme, por controlarme, por aumentarme, disminuirme y humillarme. Por la venganza, el perdón  las dudas y las condenas. Por castrarme, olvidarme, enterrarme. Por violarme, secuestrarme, martillarme y nunca curarme. Por las deudas, por las fechas, por la nieve, la cerveza, el ron y las quimeras. Por irte, por irte, por irte y el eco. Por las nubes, que pasan y no pasan. Por irte. Y no irte. Por los juegos de palabras. Por irte, por irte. Por romperme, por estrellarme, por joderme, por chingarme, cagarme, putearme, por pinches irte, por irte, por irte, por usarme, estrenarme, por amarme. Por amarme, por amarme, por irte, por venderme, por abandonarme, por adoptarme, por quebrarme, por ahogarme, asfixiarme, por irte, por irte, por irte. Por quedarte, por orillarme, secarme, alcanzarme, pasarme, por matarme, colapsarme, por irte, por irte, por irte. Por callarte. Por todo lo demás...