21.2.15

Riptide Memento

Cierra los ojos, piensa "creo que la amo", lagrima y nudo de garganta. 
Abre los ojos, la isla más hermosa,el planeta, la cosa más sexy, el universo galopando en mi pecho.
Abre, abre los ojos y le escupen "me encantas". 
Se cierra el telón,se escuchan las campanas, no necesita nada más. 
Sebastián está completo, se rompe el cascarón. 
Ella besa sus heridas. 
Olvida, olvida al ritmo de su sonrisa. 
Ama como idiota, como niño, en blanco, en rojo. 
Ama, sabe. 
Vive. 
Sebastián estás despierto.

He ahí tu fuente de la eterna juventud.
La gacela de piernas carretera. La risueña del látigo azul.
 La non repetible. La non descifrable. La non finita. 
El fruto más prohibido. El sueño de oro. 
Tu amuleto de la suerte, tu tremenda casualidad, tu destino. 
Tu jodido kinder sorpresa. 

No te abrume sus ojos, sus besos, sus ojos, sus ojos, sus ojos, sus ojos, sus ojos. 
No te abrume la vida. 
Algo verdaderamente bueno tuviste que hacer para ganarte el premio mayor. 
Algo increíblemente absurdo, suertudo bastardo. Miro como te pavoneas, cojonudo arrogante. 
Y también miro como tiemblas y te tambaleas deseando que tu castillo de aire y arena no se derrumbe demasiado pronto. 

Toma el eco:

"He ganado cabrón....."