28.2.14

Hay quién dice que son demonios...

Mi historia se resume a verte y no pensarte, a verte y no soñarte ni quererte, a verte y no sembrar dudas, ni ganas, ni sueños.
 Mi historia se resume a que mi tarea fue dejarme fabricar un deseo. 
Como esos de tomar tu mano y cerrar los ojos fuerte fuerte cuando hay una sorpresa. Un deseo como esos en que te muerdes los labios y bajas la mirada. 
Mi historia, señora,- si puedo llamarte así y seguir tuteandote-  comienza en el momento en que miento  si digo que no te pienso, sueño, quiero. 
Agricultor de dudas que termina lleno de certezas. 
Manos necias. No. Labios necios, miedos necios. Hombre en llamas necio. Un alebrije. 
F r a g m e n t a c i ó n. 
Absorber. Premura carroñera. Eres una bala. Soy un cráneo.
 D e s p e r s o n a l i z a c i ó n.