20.2.14

Voy por cigarros.


Me detienes porque hay vida más allá de mis palabras.
Me detienes antes que me dispare.
Me detienes con tus manos, con tu andar, con tus sueños. 
Tú que no tienes la certeza de que me voy a quedar. 
 Tú que apareces y permaneces y te haces grande y me pesas. 
Tú mi escudo, y yo tu tanque. Tú mi nuevo mundo, mi nunca horizonte, mi siempre regreso. 
Me detienes porque el aire es poco si te dejo a medias. 
Me detienes porque todo duele cuando tienes tiempo.
 Me detienes porque después de todo, estoy seguro, el mundo está lleno de enamorados que esperan la luz roja para besarse.