23.10.14

Autocontrol 5.8

Yo no sé cuánto me puedan durar tus dedos, por eso me los como hoy con prisa.
Yo no sé cuánto me duró el último dolor que me causaron, por eso tus heridas las enfrasco.
Yo no sé cuándo ni cuánto, ni por qué, ni en qué momento, por eso te abrazo.

Por que te vas y vienes y me rompes y te quiebras y sabes a miel con limón con naranja con rojo con azul con venas con corazón con sexo con magia con leones con café con pasado con nubes con llanto con gritos con vasos y hienas, torpezas, tristezas, con cientos, creciendo, muriendo, olfateando, mintiendo, rogando con sueño, con ansias con ojos y dientes con mierda y con guerra con años dorados con gemas, tormentas.

Por eso no sé por qué me dejas en el limbo en el limbo en el l i m b o en el diablo en el cuerno en la sed y en el hambre en tus gajos, milagros, tu roña,capricho.

Por eso tartamudeo cu cu cuan cuando te te te digo que yo si si te amomomomo, por que dueles como gatos en celo, como herida fresca con sal, vinagre, sudor y ron. Como tu madre, como arena y roca. Como harto y letargo como veneno con rimas muertas. 

No me hagas mucho caso, estás dormida, tengo insomnio y te odio un poco.