1.12.12

Lobo-tomia.

Está muerto.
No me preguntes qué tengo.
No firmes, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas,no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas,no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas,no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas,no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas, no escribas,no escribas...

No me preguntes cómo se hace un buen café, no me hables de los años, de las ruinas que deberían ser desiertos. De los colores, las reglas y el foco de las fotos. De lo que vale la pena. De los lobos en la ciudad, de las momias, de tus lagrimas o tu Noviembre...

Me da igual...
(A veces se me mueven estos músculos faciales, como una curva, ¿sabes qué cojones es eso Sebastiàn?)
Sonrisa.

Jodete, jodete, jodete,jodete.
Está muerto y ya tenìa bigotes.
(¿Te pasa que a veces se te llenan los ojos como de agua y se te pone la nariz roja? ¿ Cómo se llama eso, lo sabes Violetta?)
Tù no lloras,ja.

No me lleves a ese lugar nunca más, y ya basta con Dalì.
¿ Porqué carajos no me llevas a tu escondite y me haces cariños?
Porque tiemblo...