28.11.15

Telegramas.

Sofía se ha quedado en casa, me ha llamado. Cuando llama es porque está rota...
Me ha gritado durante 45 minutos lo poco hombre que soy. Que me falta madurar y que no tolera escucharme cuando follo con tantas mujeres. "se te va a caer el pito algún día,Sebastián" "maldito el día en que el universo te parió y te puso en mi camino"...
Cuando Sofía me insulta es porque el pocos huevos de su marido no le cumple, o le cumple a otras. Cuando Sofía llama histérica y paranoica y maldice mi existencia es porque ama demasiado a un hombre que no soy yo. Cuando se queda sentaba mirando el limbo es porque algo dentro del pecho le revolotea con el mismo pánico como ilusión. Cuando Sofía, mi pequeña fierecilla se queda en silencio y dice "todo está bien", se está tragando un puñito de vida que se le escapa de las manos. Cuando ella llama y me congelo en el jodido espacio, el roto soy yo.